Sellado electrónico

El sellado electrónico tiene como función pegar las lonas a través de la alta frecuencia, lográndose con ello la impermeabilización total en las uniones. Además se logra dar una mayor resistencia en el perímetro a través del ribete.

En las carpas que exigen una mayor resistencia al rasgado, se refuerza el ribete con manila o piola, según el calibre requerido y el espesor del acabado.

Para el sellado se utilizan barras de bronce o de aluminio, por ser excelentes conductores de la alta frecuencia.

El terminado puede ser liso o grafilado. El liso se acostumbra para el empalme de lonas mientras que el grafilado, que es un terminado más pulido se utiliza en los ribetes.